domingo, 13 de agosto de 2017

¿Cómo llevar el trabajo al día a día?

- Hablas de estar totalmente abierto y disponible a nuestros pensamientos sensaciones y percepciones. ¿Cómo podemos acoger todo lo que se presenta a nosotros en medio del ritmo frenético de la vida moderna? ¿Es posible? 


- Realmente no tienes elección, porque tú estás acogiendo a cada instante todo lo que que piensas, sientes y percibes. Por ejemplo, cuando aparece un pensamiento, ¿esta aparición es espontánea, no es así? 


- No veo adónde quieres llegar. 


- Tú no ejerces ninguna acción sobre ti mismo con el fin de hacer aparecer el pensamiento. Incluso si efectuases tal acción, esta misma acción sería otro pensamiento espontáneo. De hecho todas las cosas aparecen por sí mismas en la consciencia, la cual está siempre totalmente disponible. La consciencia nunca dice "quiero esto" y "no quiero aquello". No dice nada, ya que continuamente acoge todo lo que surge en su campo. Cuando dices "quiero esto" o "no quiero eso" no es la consciencia la que está hablando, es simplemente un pensamiento surgiendo en su seno. Después dices "yo no estaba abierto", y esto es la irrupción de un nuevo pensamiento. El trasfondo de toda esta agitación mental es la consciencia, siempre abierta y disponible, lo permite todo. Desde el momento que estás vivo, estás abierto. La apertura es tu naturaleza. Esta es la razón por la que es tan placentero encontrarla; uno se siente en casa, cómodo, natural. No tienes que hacer nada para encontrarte en esta apertura, excepto entender que ella es tu naturaleza real, que tú ya estás ahí. Tan pronto te estableces como Presencia Biodimámica (consciencia-testigo), la agitación de este mundo te deja de perturbar. Entiende el proceso en su conjunto y a través de esa comprensión escapa de él. Das un salto y entras en otra dimensión. Familiarízate con ella. Observa su impacto sobre la mente, el cuerpo y el mundo. Quizá en este momento mis palabras te puedan parecer meras ideas, pero llegará el día en que se  encarnarán en ti, volviéndose entendimiento vivo, experiencia. Entonces la cuestión de saber cómo meditar, cómo estar abierto o cómo ser feliz ya no surgirá porque tú ya serás meditación, apertura y felicidad.


Amor

Carles 


sábado, 29 de julio de 2017

La emoción

La emoción 


Aquello que es sentido es la puerta hacia lo esencial. Si tengo la madurez de sentir el miedo, la rabia, la frustración en su instantaneidad y no en la historia que me cuento. Este sentir lleva en sí los gérmenes de la reabsorción en la disponibilidad. Pero mientras vincules la emoción a una historia, no hay posibilidad de reabsorción.


Muchas personas tratan de liberarse de la emociones difíciles como la ira, el miedo, la pena o la rabia, y buscan emociones más placenteras como la felicidad, la alegría y la dicha.


Habitualmente la estrategia empleadas para alcanzar la felicidad supone reprimir las emociones negativas, o bien expresarlas con la esperanza de liberarnos de ellas. Por desgracia ninguna de estas dos actitudes funciona.


¿Que es una emoción?cuando dejo de etiquetarla negativa, positiva, incluso más allá, cuando no le damos cualquier etiqueta, cualquier nombre. Que es una emoción cuando es escuchada desde la Presencia Biodinámica cuando es experimentada de forma directa abiertos a ella. Sólo un movimiento, es sólo un movimiento que si es permitido siempre te llena al mismo lugar a la quietud del vacío que eres.


Escuchar una emoción no es ni negarla ni regodearse en ella, significa que no puede estar atada a una historia. No puede haber una línea argumental de que explique a quién le está sucediendo?, por qué esta sucediendo?, por qué no debería estar ocurriendo, quien es el responsable o culpable?.


Podría decir que cuando una emoción se aborda conceptualmente, nombrándola, se convierte en re actividad y separa. Cuando la emoción es escuchada sensorialmente, permanece en la vibración uniendo la pretendida causa.


Una emoción no respetada, no escuchada, crea una reacción emotiva.


Una emoción surge en mi, Si en un momento dado, tengo la madurez de poder escucharla, liberarla de su causa, no creer que la tristeza o alegría es a causa de esto o aquello, sino permitir la tristeza, el miedo, la rabia, la alegría sin calificarla, sin vincularla con nada de nada. Esto basta. En Presencia Biodinámica surge la alquimia y la resonancia de esta emoción me lleva a la resonancia primordial. Todas la emociones escuchadas plenamente te llevan a ese centro de quietud del vacío.


Por ejemplo, cuando hay enfado o tiendes a culpar a otro como causante del enfado. Entonces empliezas a desplegar una historia entorno al enfado. Pero también es posible no hacer nada con el enfado, no empujarlo fuera de la consciencia ni intentar librarse del enfado, sino escucharlo plenamente. En cuanto surge el enfado, es posible sentirse completa y totalmente enfadado, sin expresarlo ni reprimirlo.

Generalmente la escucha directa suele rebelar algo mas profundo que suele ser el miedo, porque la mayoría de la gente trata de deshacerse de él. Y es sabido, en la medida que intentó apartarlo, crece más y más, y es percibido más cerca. 

Mi sugerencia es puedes abrirte a escuchar lo que llamamos miedo, puedes experimentarlo sin la necesidad de decir que tienes miedo, sin ponerle ninguna historia. Simplemente puedes sentir, escuchar la sensación.


 Las situaciones que me molestan son un regalo que te haces para volver a encontrar la emoción profunda. No hay nada en el exterior. Tarde o temprano se comprende, no hay otro.


 Extracto del libro Presencia Biodinámica 

miércoles, 26 de julio de 2017

Experiencia Pura.

Permite que el espacio vacío de tu presencia se infiltre en la sensación, siente como premea los tejidos. Tómate tiempo para permitirle que empape esas zonas que ofrecen resistencia, que parece se aferran a su propia densidad. 

Siente que este espacio vacío de tu propio ser no está tan solo presente y consciente, es amor, intimidad pura, no hay separación. Ama todo lo que toca, es la única manera de conocer algo, amándolo. De hecho, el espacio vacío y amoroso de nuestro propio ser convierte en sí mismo todo lo que toca.

Permite que capa tras capa de resistencia y contracción sea empapada por presencia. 

El cuerpo es un almacén donde se guardan todas nuestras heridas, rechazos, fracasos, miedos y resentimiento, las historias no digeridas, mucho después de que las hayamos olvidado. Se depositan sobre él, capa sobre capa. De hecho, estos viejos sentimientos han colonizado el cuerpo hasta tal punto que el cuerpo es, para la mayoría de nosotros, una densa red de tensiones y contracciones. 

Volvamos a la sensación y démonos cuenta de que cada vez que regresamos a ella y la podemos observar desinteresadamente, se va despojando de otra capa de creencias superpuestas. 

Su densidad, contracción, solidez e historia se están disolviendo.  


Amor

Carles  



lunes, 24 de julio de 2017

Conversando de crianza.

P.-Y, como padres y madres, ¿hay alguna manera de educar a los hijos a no identificarse con la personalidad, la separación?


R.-Hasta cierta edad el niño mira constantemente a través de vosotros para realizarse el sí mismo en el mundo. Así que si sois libres, pues es vuestra libertad la que constituye la enseñanza. El modo en que se comportan los padres o personas cercanas es fundamental. Las cosas no sirven de nada decirlas, sino sólo ser coherentes en el vivir en tu modo de comportarte. La autoridad real nunca es autoritaria. Viene de la sabiduría impersonal, no de la personalidad.

El niño entiende que no hay repetición, no fijéis nunca una experiencia y dejarle estar siempre investigando, que cada acontecimiento se afronte de una manera nueva. Esto quiere decir que no tratéis a vuestro hijo como algo definido, un niño, sino que a cada momento os enfrentéis con su totalidad. Nunca le comparéis con otro. Si te identificas con tu personaje de padre o madre y a tu hijo como hijo, él se sentirá apresado aunque puede que no sepa por qué se siente de esta manera. Debe haber un encuentro entre madre o padre e hijo. Si nadie está por encima de nadie no hay padre, ni madre, ni hijo. Sólo hay amor.


P.-¿Cómo puedo educar a mi hijo de manera que no haya repetición?

R.-Donde hay imaginación no hay repetición. Hasta la edad de seis o siete años, debe ponerse énfasis en la parte derecha del cerebro. Esta es la parte del sentimiento, la sensación global y la intuición. El niño debe permanecer en la pintura, el juego, la danza, etc. La analítica izquierda del cerebro puede desarrollarse más tarde con esto como fondo.


P.-¿Cómo educar a un niño en el conocimiento de que la conducta codificada es tan sólo una transición?

R.-Debes estar libre tú mismo de la conducta codificada. Nunca impongas restricciones a una situación. Naturalmente, la situación puede imponer sus propias restricciones funcionales, pero estas restricciones no proceden de una idea, vienen de tu visión total, de una inteligencia plena.

Un niño aprende esto por primera vez de su núcleo familiar. Cuando los sentimientos, acciones y pensamientos de los padres son coherentes el niño espontáneamente imita su conducta correcta.


Amor

Carles 


viernes, 21 de julio de 2017

Darse cuenta.

La toma de conciencia marca el inicio de la madurez. En ese momento, cuando la situación me molesta, sé, siento que lo que me molesta es mi reacción a la situación. Es el primer acto de humildad. Me doy cuenta que la situación, no es la causante de mi molestia. Mi cuerpo, mi mente, son tan extraños para mí como los de mi vecino. Entonces, que me moleste mi vecino o mis pensamientos viene a ser exactamente lo mismo. ¿Qué es mejor mudarme o hacerle frente ? No tengo elección. A veces mis pensamientos son tan fuertes que tengo que mudarme o me hago budista. Las dos cosas son huir. 

Por supuesto, todos tenemos nuestro umbral de aguante. Pero, si soy consciente de que estoy huyendo, estoy tocando la madurez. 


Amor 

Carles 


domingo, 9 de julio de 2017

Madurez

No puedes sentir otra cosa que la que sientes en el instante. Tampoco puedes elegir lo que experimentas. Ello se produce según tu pasado, tu infancia, lo que tu historia de vida allá sido, o no digerida. Es desde tu experiencia pasada la que determinará tu manera de reaccionar anta la situaciones. Hay quien se desmaya al ver sangre, a otros les estimula: tú no decides.

  No hay razón para nada. Intentar analizar tu vida es infantil. Explicar tus vivencias es una forma de estupidez. No podemos constatar más que nuestra propia inmadurez. Aparta, pues, de todo de comprensión de tu vida. Olvida las explicaciones, sobretodo las interpretaciones de los terapeutas y los psicólogos. El comentaría que hace tu vecino sobre ti es justo, pero justo en el sentido en que este vecino no puede comprender de otro modo que como lo ha hecho. Lo que dicen siempre es legítimo para quien lo dice, pero no te concierne a ti.

Deja, pues, de lado todo judicio o interpretaciones de los demás.  Tambien, abandona tus comentarios sobre ti mismos, ya que no son más que opiniones del entorno de las que te has apropiado. 

Cuando ya no dices ni escuchas nada, ¿que queda? Te queda el sentir: una tensión en el cuello, en la garganta, en el estomago, en la zona lumbar...Toda emoción es sensación un sentir. Regresa a este plano, Escucha.

¿Que significa escuchar? Significa amar. Sin amor, la Escucha es imposible. No hay nada para ti, no intentes comprender nada, sólo siente plenamente. No podemos hacer nada más en la vida. Y es suficiente.

Permanece a nivel sensolirial, no hay nada que pensar.

Lo que sucede es un regalo que te haces. Nadie lo ha elegido para ti. Es tu maduración en camino.


El presente no es un concepto, sino un sentir.


Amor

Carles 



jueves, 29 de junio de 2017

¿Que puedo hacer con mi mente, salta todo el tiempo?

¿Que puedo hacer con mi mente,  salta todo el tiempo?


Es tu herramienta, tu regalo, lo necesitar. No es por azar. Tienes que Escuchar. Ves al mecanismo de querer cambiar, de pensar que si tu mente fuera más así, menos de este modo, iría mejor. No es verdad, la mente que tienes es justo la que necesitar para ti. Necesita que la escuches, sin castigarte. No es un enemigo, eres tu misma que gritas de impaciència.

En primer lugar comprendre que aquello por lo que gritas ya lo tienes. No está en el exterior. No puedes encontrarlo en ninguna parte, ni descubrirlo, ni alcanzarlo, ni comprarlo, no puedes hacer nana de nada. Descubrir nuestra total incapacidad: ésa es la puerta. Date cuenta cada instante de la total impotencia para cualquier saber, verás que se produce un apaciguamiento. 

La aguitación viene siempre de la pretención de saber algo, de pensar que las cosas podrían o deberían ser diferentes. Estate disponible a lo que está aquí, es el primer paso. No hay nadie apaciguado, sino apaciguamiento.

De forma pedagógica podriamos decir, juega con el cuerpo. Cuando sientes, no puedes pensar.

No estás agitada, sientes la agitación: esto es muy importante. Por ejemplo, esta mañana estabas agitada, luego poco agitada y ahora estas tranquila: un espacio en ti obserba estos diferentes estados. Tú eres esa constatación. Familiarízate con esta actitud de disponibilidad a la agitación, a la reducción de la agitacion, a la ascensión de la agitación, todo ello no hace más que aparecer...  y así todo lo que aparece en nosotros pensamiento, sensación, sentimientos y el mundo. Y todo lo que aparece en nosotros no es quien somos.


Per a Gis.



Amor

Carles