lunes, 30 de octubre de 2017

El sufrimiento

El sufrimiento

   Cuando el sufrimiento surge y creemos que no podemos hacer nada al respecto, nos estamos engañando. El sufrimiento es, por definición, la resistencia a la situación actual y la inevitable búsqueda de una alternativa en el futuro. Si no hay ninguna resistencia a la situación presente, no puede haber sufrimiento. 
   Por lo tanto, si la situación actual es la experiencia del sufrimiento y no hay ninguna resistencia a él, éste no puede permanecer, puesto que es resistencia. De hecho el sufrimiento se rebela como felicidad tan pronto como cesa toda oposición a él.
   La felicidad permanece en silencio en el centro de toda experiencia, incluida el sufrimiento, esperando a ser reconocida, esperando a que tengamos el valor y el amor que nos haga girarnos, por así decirlo, y afrontar el sufrimiento sin el más mínimo deseo de resistirnos a él. 
   Es por eso por lo que, incluso en nuestros peores momentos de desesperación, nunca somos totalmente tomados por la infelicidad. Si lo fuéramos, no habría sitio para nada más, no habría tan siquiera espacio para que el pensamiento separase un yo que mirase el sufrimiento e intentase deshacerse de él. Entonces habría una no separación total y perfecta, y por lo tanto una felicidad perfecta. 
   En otras palabras, no existe algo así como el sufrimiento absoluto. Éste siempre está mezclado con algo más, al menos con el deseo de deshacerse de él en un futuro imaginario, es decir, con un deseo de felicidad. 
Por otro lado, sí que existe una felicidad absoluta que no se mezcla con el más mínimo matiz de ninguna otra cosa. Esta felicidad es nuestro yo, quien en realidad somos.

Amor 

Carles 

jueves, 26 de octubre de 2017

Biodynamic Presence

Biodynamic Presence

I invite you to a journey I call Practice.  You need to be willing to travel enjoying the scenery, otherwise, the winds of habit maintain the door closed, shutting all possibility of expansion.  Simply, trust where the road takes you without a destiny to get to.  If there is a place you desire or expect to get to, then you are limiting the journey.  I name this trust the Blessing of Insecurity I and II.  If you accept the invitation, I will walk the road besides you, in a shared practice, towards a place you have already been to.   We can call it Stillness, which is at the centre without separation.
When we meet at a deep level with another being, often we feel inadequate and want to disconnect.  Also,  often times, its very difficult for us to stay with someone else’s pain and we offer suggestions.  When in reality, we that person needs is to be deeply listened to.  It becomes very difficult to just sit with an open consciousness without trying to improve the person’s situation.  However, if we really analyze the situation, what we really look for to alleviate is the pain that comes up in us when we hear the other person’s story, because it’s also our story.  We will work on this challenge.h
How can I really know how another person lives and feels?  I can be aware of how things resonate.  But then, a thought of not being enough comes up.  I need to study more, probably take another course.  Have you ever had this thought?  To me, this sounds like a bottomless pit.  We cannot find security in knowledge unless we can know it all!  There is another thought I would like to add to this…
“all knowledge is, by definition, a limitation”
Profound work is done in synergy.  If we continue needing to know what we need, then, whatever we get will be limited by our knowledge.  If somehow we are able to get out of the way and rest in the quietude, then, there is space for the entire story, and Intelligence itself does the work.   We should not confuse our intellect, which is limited with Intelligence, which is infinite.
As the move into the week, we will talk about stillness/quietude, intelligence and how to get out of the way.  We will talk of Being and of not doing.  We will see how not doing does not mean being inactive or disconnected but rather being profoundly aware without intentions.
The purpose of the work on the massage tables is to reveal who I really am thru my contact with the other.
My job is not to say how you should be, but rather say what you are doing.
This road certainly opens up possibilities beyond the reach of the intellect.  All that I have said insinuates an audacious thought that if to know and to do are not enough, then what else is there to do?  And, the answer I suggest is to Be.  Trust the Intelligence and not the intellect.
Why are we not trying to get rid of Insecurity all together?  All growth, by definition, is within the unknown.  Let’s make an allied out of insecurity so we can work with it.  If we know where we are going, then, there is nothing new and we will be spinning on the same spot.
“there is road of movement in this uncertain world…with an open mind closed to answers, find the way walking…” (LAO TZU).
We do not need to know what we should do.  We only need to go on with the next question and move deeper into us.
What is that deeper level and how do we access it?  We have been born into physical bodies.  Let’s reside in them, in the very present moment.
In spite of hundreds of years of conditioning and programming, can we remember that we are beings and let go of human doing? Perhaps, below all this, lies the truth that authentic healing can only happen when we are completely listened to in a profound level of being.  Let’s work towards that.
Love
Carles 




La realidad

La mente es, por definición, limitada, y por lo tanto no puede saber nunca cómo son las cosas en realidad. Tan solo puede saber cómo no son las cosas. La mente no puede saber si hay algo o no más allá de sus propios límites, ya que no puede conocer nada más allá de ellos. Puede deshacerse de sus propios sistemas de creencias o al menos ponerlos en perspectiva; está en buena posición para hacerlo, puesto que ella los creó.

¿Qué es aquello que, en la experiencia que tenemos en este momento, está innegablemente presente y no tiene dualidades objetivas? Tan solo la conciencia, el hecho de ser. Y la dos cosas juntas constituyen quiénes somos.
Podríamos decir por lo tanto, a partir de nuestra propia experiencia, que en la realidad subyacente del mundo a la que la mente y los sentidos que superponen sus cualidades, es la conciencia presente, que es la realidad esencial de quiénes somos. 

En otras palabras, la experiencia no está inherentemente dividida en un sujeto que percibe y un objeto percibido conectado por medio del acto de percibir. En vez de esto, hay una realidad ininterrumpida e indivisible que parece reflejarse a sí misma en un sinfín de objetos y entidades diferentes. Esta realidad es, de hecho y siempre, un todo perfecto.

Amor

Carles

lunes, 16 de octubre de 2017

¿Que sentidos tiene lo que nos ocurre?

El sentido no existe, no es más que el producto del miedo.  Comprender, querer dar un significado a las cosas, a las situaciones, es una actitud infantil que procede del desasosiego que crea el esta con el no saber. Cuando tengo miedo, quiero comprender. Pero no podemos explicar ni justificar nada, porque nada está separado. Comprender algo es cortarlo del conjunto. Quiero comprender esto, pero esto no existe como tal.  Es como querer comprender la cola del gato ignorando el resto del gato, es imposible. 
Los presuntos comienzos y finales de una situación solo existen en la mente del que los proyecta. 
 Cuando lo tengamos claro, nos dar los cuenta de que no es posible ninguna comprensión.  A parir de ahí dejamos de intentar un concepto o una estructura conocida para abordar la vida. Te vuelves atento. La situación que parece agredirte es tu objeto de meditación; lo que te afecta, te sientes insultado, ofendido... este es nuestro campo de investigación. 
Así contactaremos que los conceptos, por bonitos que sean, son inútiles. Cuando sufres un terrible dolor de oído, cuando algún ser querido mure, cuando alguien que amos te deja o cualquiera que sea tu fantasía afectiva, las imágenes metafísicas no te resultará de ningún auxilio. Lo que te ayuda es estar en Presencia Biodinámica 
 Estar disponible a lo que es, escucha plena. 

Amor

Carles 

martes, 10 de octubre de 2017

La aceptación

Aceptar significa no referirnos a una situación, sino a la disponibilidad. A veces en esta acogida profunda, siento un rechazo de mi parte y también lo admito. 
Cuando digo “acepto“ es falso, es una estrategia. En realidad lo hago pensando para mí es mejor aceptar. 
La aceptación es una mirada, no acepto nada: escucho, veo, siento. Así pues, la aceptación incluye la aceptación y la no aceptación. Un día cesa la lucha de los opuestos.

Amor

Carles