jueves, 7 de enero de 2010

TÚ ERES EL NARRADOR

"Tú eres el narrador. Te has convertido en las historias que te has contado. Y tú eres lo que vive antes de cualquier historia. Cada historia, cada cosa, es Dios, la realidad. Aparentemente emerge por sí misma, y aparece como una vida. Vive eternamente dentro de la historia, hasta que la historia termina. Desde ella misma, yo aparecí como mi historia, hasta que las preguntas me devolvieron a casa... Historia: Sufrimiento. Indagación: Ninguna historia, ningún sufrimiento. La libertad es posible en cada momento...

Hasta que esté libre para sentirme feliz en presencia de mi peor enemigo, mi trabajo no ha terminado... Si haces el Trabajo con cualquier tipo de motivo...(recuperar a tu marido o curar tu cuerpo o salvar el mundo) no será genuino, porque estarás buscando cierto tipo de respuestas y no permitirán que emerjan las respuestas más profundas. Sólo cuando no sabes lo que buscas puedes estar abierto a las respuestas que cambiarán tu vida... Es la verdad lo que te libera. Y no la verdad de otra persona. La tuya propia. Esa es la única verdad que puede liberarte...

La gente tiene miedo de no ser nada. Pero no ser nada es sólo un aspecto de ello. No sólo no es algo a temer, sino que es una razón para celebrar. Sin tu historia estresante, no existe estrés.¡Obviamente! Cuando no crees en tus pensamientos, sólo queda risa y paz. Existen nombres para un lugar así. Yo lo llamo cielo. Y ¿cómo puede saber la gente lo que es la nada mientras siga creyéndose lo que piensa? "Algo es mejor que nada": ¿puedes saber que es verdad con absoluta certeza?...

La mente realmente abierta no tiene una meta ni un propósito aparte de ser lo que es. No está apegada a conceptos de sí misma u otro. Comprende que finalmente no hay seres humanos, no hay mente. Cuando la mente se abre, lo pierdes todo, con agradecimiento...

Yo tengo éxito en sentarme. Tengo éxito en respirar. Si muriera en este instante, tendría éxito en no respirar. ¿En qué podría fallar? Cuando la mente es clara, no hay forma de cometer un error...

La realidad no es ni buena ni mala. Es más grande que buena o mala. No tiene opuesto, no hay nada que no sea como ella. El fin de la dualidad no es el fin del mundo. Es el fin del sufrimiento...

Perfección es otro nombre para la realidad. La única manera en que puedes ver algo como imperfecto es creyéndote un pensamiento sobre ello...

Sólo podemos tener miedo de lo que creemos que somos, de aquello en nosotros que aún no hemos abrazado con comprensión. Por ejemplo, si yo pensara que tú puedes considerarme aburrida, me asustaría porque no he cuestionado ese pensamiento. ...Es mi trabajo, asustarme hasta que investigue ese miedo por mí misma. Lo peor que puede pasar es que piense que tú piensas de mí lo que yo pienso de mí misma...


La mente da a luz infinidad de mundos de esto y aquéllo, de pérdida y tristeza, de bien y de mal. Está completa desde el principio, y, sin embargo, es inagotable produciendo lo que no es. Al creer lo que piensas, eres transportado a los dramas sin fin del ser... "


Byron Katie
"Mil nombres para el gozo"

2 comentarios:

  1. Hola Carles: también estoy leyendo este libro, es francamente revelador y maravilloso.
    Un saludo!

    ResponderEliminar